heraldo
logo liconsa
0
0
0
s2sdefault

237ebf3b71da45c0939557233401d8a3

 

 

 

 

 

 

 

 

Fan ID, la novedad del Mundial Rusia 2018: una tarjeta de beneficios que esconde un control sin precedentes
LA NACION

"My face is my ID." dijo, enérgico, el conductor televisivo cuando un seguridad no lo dejó entrar sin invitación a "la fiesta" en la noche de Miami. Fue a comienzos de los 2000 y la anécdota la mantienen viva unas de las pocas estrellas del rock nacional que todavía quedan. Se había olvidado la invitación en el hotel y efectivamente, su rostro no fue suficiente para que lo identificaran y lo dejaran pasar. Cuando lleguen los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 es probable que los rasgos faciales sean más que suficientes para ser identificados al cruzar controles de aeropuertos y escenarios de competición. La tecnología desarrollada por NEC apunta a que al menos los atletas, voluntarios y trabajadores vinculados a los Juegos sean reconocidos mediante un sistema de captura de gestos, movimientos y comportamientos. Pero el deporte todavía está en una estación anterior.
Rusia 2018 se corporiza como el Mundial de mayor control ciudadano de la historia. La apertura en Moscú de uno de los centros de gestión del Fan ID dio continuidad a un proceso que el país organizador inició con la Copa de Confederaciones 2017, sin que la FIFA pudiera opinar sobre el tema. El Fan ID es una tarjeta de identificación que los espectadores precisarán de modo excluyente para poder ver los partidos. Tiene tanto valor como la entrada: sin esa tarjeta no hay acceso posible a los estadios. Los argentinos que no la tengan, por más que se quejen ante los movileros que hagan notas de color antes del Argentina-Islandia, se quedarán afuera.
Cómo funciona el sistema Fan ID para Rusia 2018