heraldo
logo liconsa
0
0
0
s2sdefault

0553605da45a6a6dfb963eff53e4defa

 

 

 

 

 

 

 

 

Mar del Plata: condenaron a 50 años de cárcel a un violador serial

LA NACION

MAR DEL PLATA.- A tono con los pedidos de ministerio público y querellantes, los miembros del Tribunal Oral en lo Criminal N°1 coincidieron en una pena de 50 años de prisión para Claudio Valente, acusado de violar y robar a cinco mujeres cuando gozaba de libertad condicional en el marco de condena por un caso de privación ilegal de la libertad y robo.
El fiscal Oscar Deniro consideró que existían pruebas suficientes para demostrar la participación del acusado en todos los casos que llegaron a este juicio oral y público y justificó semejante pena -la máxima contemplada en el Código Penal- por la cantidad de hechos -todos ocurridos en poco más entre marzo y abril de 2014- y la condición de reincidente del violador, que hoy pidió seguir la lectura de la sentencia desde un despacho lindero a la sala de audiencias.
Todas las víctimas pasaron frente al tribunal compuesto por los jueces Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Juan Galarreta para dar detalles de los brutales ataques que sufrieron. No dudaron a la hora de identificar a Valente, de 45 años, que en los ataques las obligaba a tomar una pastilla tranquilizante para menguar cualquier tipo de resistencia.
El modus operandi del violador fue casi idéntico: sorprendía a las mujeres cuando estaban descendiendo o por subir a sus vehículos. Andaba armado con una navaja y en al menos dos casos atacó a dos mujeres de manera simultánea. En el automóvil las llevaba a zonas descampados donde las ultrajaba y le robaba pertenencias. Antes de esta seguidilla había cometido otra violación en Capital Federal.
Cuando lo detuvieron en la madrugada del 22 de abril de 2014, horas después de su último ataque, tenía en su poder las llaves del auto de su víctima, comprimidos de clonazepam -similares a las que las abusadas dijeron que les obligó a tomar- y objetos sustraídos a las cinco mujeres, estos últimos acopiados en la habitación de un hostel en el que se alojaba.
La defensa de Valente no pudo hacer demasiado para aliviar su situación procesal. Solo se limitó a describir la personalidad del acusado y sugerir que la pena a aplicar no sea extrema. El condenado afrontará el resto de la pena en la Unidad Penal 15 de Batán.